WORK IN PROGRESS

miércoles, 28 de mayo de 2008

sin titulo: fragmento

Casualidad: Hace un par de meses una compañera de liceo me contactó por correo después de veinte años. Hemos estado escribiéndonos porque ha usado mi fantasma, ese que he fabricado con fotos de viajes y con este librito, para evadirse, a ratos, de una enfermedad muy grave. Ella vive no muy lejos de aquí, en un país vecino, pero ha estado del otro lado del mar, en la ciudad donde coincidimos, visitando a su familia y a los médicos. Como mi fantasma le sirve, no sé por qué, para alimentar sus ganas de vivir, me mantiene en su cabeza. Visitando a un tío suyo escritor, le habló de mí y el tío le dejó un número de una revista que él dirige donde aparece un cuento mío. Al volver a su casa me envió la revista, me llegó hace un par de días. Mi cuento juega con un poema de San Juan de la Cruz, que termina, cada estrofa, con el verso "aunque es de noche". Al cuento no lo recordaba (tampoco sé cómo lo consiguieron para la revista), y de San Juan no había vuelto a saber casi nada desde hace más de diez años. Ahora estoy en una exposición que recoge los trazos de lo sagrado en el arte del último siglo, parado incrédulo, sorprendido, frente al panel de una sección titulada Malgré la nuit / Although it is Night, por el poema de San Juan. Intento explicarme la casualidad del reencuentro con el verso, a diez años y dos días de distancia, pero no sé, no veo por dónde.


*

5 comentarios:

Cristina dijo...

Bueno, alguien me dijo que nada pasa por casualidad...un abrazo

paula dijo...

Como el autor viaja tanto, hay que dejarle los pos-it en varios idiomas .Lo de la Cruz, creo que es una indirecta del destino, aunque Armado de paciencia ,algo cansado de su perseverante oficio de correo …eso tiene cabalgar, cargando palabras hechas susurros, los silencios pesan je,je.
Efectivamente Cristina ja,ja y, como ves, no era una fantasmada…a poco que te descuidas ,te tatúan la ingle.
Un necesario abrazo lunero.

Armando Luigi dijo...

bueno, creo que el autor, durante un par de meses, se queda castigado en parís por falta de fondos (qué castigo tan duro, coño!); mis esperanzas de fondos extras escribiendo libros cutres están hospitalizadas con un problema en el corazón (espero que no se mueran, dentro del agente editorial). En conclusión, tengo que moverme detrás de más esperanzas de escritos pendejos para volverme a activar; si no, pues nada, turismo nacional de campings y tren, aqui en Francia.
Lo de que no hay casualidades y la señal del destino quizá tengan razón, pero como la cabeza no me da para distinguir cuáles son estas señales, y apenas para intuir cuándo llegan, pues no sé, no puedo decir nada.
Lo del tatuaje en la ingle no sé qué es, por supuesto.
Abrazos

paula dijo...

El corazón lo ha convertido,todo, en un problema de formas,fondo hay je,je.
Respecto a la no comprensión,es comprensible.Se me olvido citar y recomendar la fuente...Raquel Casas(mensajera de los dioses),7 voces...la historia interminable,por entregas los jueves.
Me ha emocionado,un primer abrazo compartido...será el cuarzo je,je.

Cristina dijo...

Un abrazo a los dos, aunque no pillo del todo. Yo los post-it los llevo de colores, depende del color de mi vestido.
(ala, arráscate la cabeza pa entender esto)