WORK IN PROGRESS

sábado, 14 de junio de 2008

sin titulo: fragmento

Y ahora, una historia de tango.

Del compañero de mi compañera de piso, de ellos dos y otro, más bien. Se conocieron hace un par de meses en una milonga (claro, dónde más) y me dice ella que desde el principio engancharon, amor a primera vista y esas cosas.

El tipo vino a Barcelona con una compañía de tango donde baila como figura principal. En Buenos Aires parece que es conocido, que le va bien; pero se acaba de divorciar y anda un poco jodido con el dinero. No lo he visto bailar (y si lo viera, tampoco sabría medirlo) pero el tipo, cuando habla, parece que tuviera el genio adentro: ese pegarse como un loco, freaky, forofo, apasionado, obseso, como si todo en el mundo andara por allí para que exista el tango. Fuera del tema es un buen tipo, tan simpático como puede ser un argentino (hay que meterse en su rollo, claro, los argentinos no se mueven al rollo de los demás), cómicamente arrogante, hablador, exagerado, un adolescente grande. Grande, de verdad, más de uno noventa, creo.

Cuando el genio comienza con el tema (el tango; el tango nuevo que es para maricas y boludos; el tango clásico que es el serio; las milongas de tango en Buenos Aires; las diferencias de las milongas de tango en Buenos Aires; sus viajes por el mundo con la compañía de tango; los grandes maestros del tango; su papá apoyándolo para que fuera bailarín de tango, al ver su obsesión desde que era nene; sus inicios en el baile folclórico y su salto al tango; sus canciones preferidas de tango; Gardel y el tango; no sé quién y el tango; lo que le han dicho los grandes maestros del tango; lo que le dicen los que no son grandes maestros, pero saben de tango) la bailarina de tango desaparece con cara de sobredosis. Cuando acaba, ella regresa, enamorada, al estilo sudaca, con pasión, locura y estupideces, por ejemplo:

Hace un par de días, cuando entré al apartamento, después de regresar en tren de Sant Cugat, adonde había ido caminando, me pidió que me sentara.

Tango saltó a olerme la cara.

-- ¡Fuera Tango! –le gritó al perro.

Y Tango se fue con ella.

-- Ché, estoy embarazada.

-- ¿Qué?

-- Me hice la prueba y, boludo, estoy embarazada.

-- Bueno… felicitaciones, ¿no?, y… ¿ya lo sabe?

-- No… Se fue a Buenos Aires por tres semanas, tiene que arreglar los papeles para venir; pero ché, no sé si decirle, no quiero asustarlo, ¿y si se queda allá?

-- No creo coño.

-- No sé si abortar sin decirle nada, ¿vos qué creés?

-- Mejor le cuentas.

-- Ché, ¿por qué me pasa esto a mí? Lo peor es que la semana pasada me subieron la medicación por lo de los ataques de ansiedad, ahora tengo que volver a hacer cita con la doctora.

-- Bueno, no le des tantas vueltas, llámalo y cuéntale, seguro que se lo toma bien, es un buen carajo.

-- Ya sé que es un buen pibe, pero esto…

-- Anda, llámalo, no va a pasar nada, seguro.


*


Retrato:

--¿Y es frecuente, en tu país, tu nombre?

--No, a mí me lo pusieron por mi papá, y a él, por error.

--¿Por error?

--Sí, tenía que ser Arnaldo, no Armando, pero el tipo del registro entendió mal. De todos modos a mí me gusta tener por nombre un error heredado.

--Aquí Armand es como antiguo, como de la época, no sé, de antes de los abuelos.

--Allá es nombre de peluquería.

--Hay algún Armand, pero no es frecuente.

--¿Y cuáles son los frecuentes?

--¿Ahora?

--Sí.

--No sé, Said, Tarik, Abdel, Mohamed... Esos son los nombres que están de moda ahora.

--Qué hijoputa.


2 comentarios:

paula dijo...

No se ,no se…mira a Gardel, con su volver ,volver, se tiró 20 años y el bailarín, es de gustos clásicos. De todas formas, como dicen:”la vida es un tango”(opcional el nombre de un perro)y siempre le puede poner un lazo, al hermoso regalo de despedida e incluso llamarlo Amand@, por lo del recuerdo.

gwolf@cyberbox.net dijo...

ME cague de la risa con este cuento de ARMAND... muy bueno, el cuento de la niña beata se me parece a alguien conocido no se... uhhh, bueno otro dia te dire quien pienso quien es y tu me diras si es cierto o solo un producto de mi imaginación

un abrazo

gw