WORK IN PROGRESS

martes, 9 de septiembre de 2008

madrid: arquitecturas




3 comentarios:

paula dijo...

Impactante reloj,parece una depredadora vagina dando la hora de entrada a la colmena,el tiempo límite para cenicientas...menos mal,que solo llevan un zapato de cristal je,je.

de la Vega dijo...

jajajaja joder Paula, qué tremenda eres! XD

Por cierto, que te hace falta para empezar tu blog?

(Buenas macrophotos, Armando)

Saludos!

Armando Luigi dijo...

la verdad es que a la vagina no la había visto hasta que fue anunciada (creo que, en mi cabeza, le faltan las piernas); de todos modos estoy seguro de que les alegraría la vida a los colegas que pasan cada día currando en la colmena saber que trabajan en una especie de útero puntual y exacto.
Es verdad, ya tendrías que abrir un blog, Paula, haría las delicias de Freud, si viviera